Japanglish

TOKYO – Los documentos oficiales del Ministerio de Salud de Japón están llenos de frases monstruosas como raifu sapooto adobaizaa (life support adviser, consejero de soporte de vida). El Ministerio lanzó un ultimátum a sus empleados: "Tómense con calma el uso del inglés."

Funcionarios japoneses intentan detener epidemia de inglés

Si el Ministerio está intentando sofocar una epidemia, ya es un poco tarde. Luego de más de un siglo de tomar prestadas palabras extranjeras, el idioma japonés está impregnado de "neo-inglés" un vocabulario que no se usa en ninguna otra parte más que en Japón y que ni siquiera ahí se entiende bien.

Debería escribirse "escalator"

Debería escribirse "escalator"

"Con el objetivo de facilitar el entendimiento, es importante que los documentos emitidos por el Ministerio de Salud utilicen palabras de fácil comprensión". Así dictó la directiva que fue distribuida entre las autoridades del Ministerio.

La lista negra de términos confusos abarcaba expresiones tales como waakingu guruupu (working group, grupo de trabajo), akauntabiriti (accountability, responsabilidad) y keaa manejimento (care management, administración de seguridad). La directiva continuaba: "Debemos hacer el mayor esfuerzo para evitar el uso de estas palabras".

Pero los burócratas no son los únicos japoneses con debilidad por el uso de expresiones extranjeras. Las palabras prestadas del idioma inglés son escuchadas por todas partes, desde los bebés que son enseñados a decir papa y mama hasta los políticos, que debaten acerca de infoomudo konsento (informed consent).

Para los adultos japoneses la habilidad de condimentar su conversación o correspondencia con el idioma inglés es interpretada generalmente como un signo de sofisticación, similar al uso que los americanos angloparlantes hacen del francés o del latín.

De igual manera a los niños, que a menudo aprenden a odiar el inglés en las clases obligatorias que tienen en la escuela desde el séptimo grado, les encanta hablar empleando expresiones prestadas. Un ejemplo muy de moda es getto suru (derivado del inglés to get, obtener).

No es necesario ser nativo para darse cuenta de la omnipresencia del inglés "japonizado" y de expresiones que suenan en inglés creadas originalmente en Japón. Publicidades como la crema para café "Creap", refrescos "Pocari Sweat" y chocolate "Crunky" son comunes en la televisión y carteles en la calle.

Entender el inglés "japonizado" puede ser todo un desafío para los angloparlantes, ya que las palabras son adaptadas a la fonética japonesa, que no tiene tantos sonidos como la fonética inglesa. Incluso los japoneses tienen dificultades con este tipo de palabras. En las librerías se ofrecen diccionarios bien gordos dedicados a las palabras tomadas de idiomas extranjeros, pero aún así es difícil mantenerlos actualizados.

En una encuesta que hizo la Agencia gubernamental de Asuntos Culturales, alrededor de la mitad de los encuestados mayores de 60 años opinaron que el japonés ya tiene suficientes palabras extranjeras y no necesita adoptar más. Además emitió un informe que argumentaba que este problema puede causar una brecha de comunicación con la gente joven, que tiene más tendencia a utilizar las palabras de origen extranjero. Enfatizó que muchos japoneses ven el exceso de palabras importadas como una amenaza a la integridad de su idioma.

Seiju Sugito, un investigador del Instituto Nacional de Idioma, afirmó que el problema no es la cantidad de palabras extranjeras que se utilizan, sino la velocidad con que se incorporan las nuevas y se descartan las viejas. "Uno tiene la sensación de que se están utilizando cada vez más términos, pero lo que en realidad ocurre es que las nuevas palabras reemplazan a las viejas. La cantidad promedio de términos extranjeros utilizados en este momento en la televisión es aproximadamente el mismo que hace 10 años atrás".

Las palabras extranjeras se utilizan muy a menudo porque el inglés original expresa un concepto que no tiene una traducción japonesa precisa. Por ejemplo: "gorufu" (golf), "sekuhara" (especie de abreviatura de "sexual harassment", acoso sexual), "hoteru" (hotel de estilo occidental).

Los lingüistas destacan que el uso de palabras extranjeras es un hecho que se produce en todo el mundo, y que tiene una larga tradición en Japón. Por otra parte, el Ministerio de Salud apuntó su enojo principalmente hacia las palabras que pueden expresarse perfectamente en japonés, por ejemplo "niizu" (needs, necesidades) o "konseputo" (concept, concepto).

Aunque las intenciones de las autoridades del ministerio pueden ser muy nobles, también admiten que el pronóstico de su campaña "hable japonés" no es muy alentador. Muchas de las palabras que aún se siguen usando fueron puestas en la lista negra hace 8 años.

Algunos ejemplos de "Japanglish"

En el estadio
"taimurii tsuu beesu" = timely two base, punto doble en béisbol
"chiimu purei" = team play, juego en equipo
"naisu kiipaa" = nice keeper, en futbol: buen arquero

Personales
"mai hoomu papa" = my home papa, padre de familia
"sarariiman" = salary man, empleado de oficina
"furiitaa" = free lancer, trabajador oportunista, o independiente

De moda
"mai buumu" = my boom, algo que uno disfruta o aprecia mucho
"getto suru" = to get, obtener algo
"choberiba" = super very bad, muy malo, terriblemente mal

De otros idiomas
"pan" = pan, del francés "pan"
"arubaito" = trabajo, del alemán "Arbeit"
"shabon dama" = pompas de jabón, mezcla de inglés y francés

Compartir esta página


Agregar un comentario

Conexión

Resuelve la cuenta * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Registro | Contraseña perdida?
Aprender Japonés